Desechos electrónicos. Un problema más grave y solucionable de lo que imaginas.

diciembre 7, 2011 4 Comentarios

¿Sabías que México es el país que más aparatos electrónicos consume y genera en toda América Latina?
¡¡Desecha más de 300,000 toneladas por año!!

¿Y dónde crees que terminan estos desechos?…

 


Recuerdas donde quedó tu primer celular…

La tele vieja que se descompuso…

La computadora que pensabas ya no servía…

Las pilas…

 

Seguramente en alguna de estas tres opciones:

 


1. Si eres una persona responsable e informada, probablemente ya te deshagas de tus residuos electrónicos vía Fundación ret u algún otro programa de acopio de electrónicos.

 

Deberías reflexionar un poco al respecto
2. Si eres de las personas decidiosas probablemente las tengas arrumbadas, en algún cajón, closet, cuarto o hasta bodega. Con la esperanza de que algún día les encuentres una utilidad u obtengas un beneficio por tantas cosas que compraste.

 

Deberías reflexionar un poco al respecto
3. Si eres una persona bastante irresponsable e inconsciente quizás tires tus residuos electrónicos, en la basura habitual o los vendas con algún chatarrero…
grave error.

 

No tienes idea de la importancia que tiene deshacerse de tus residuos electrónicos adecuadamente.

 

Los componentes electrónicos contienen sustancias altamente tóxicas, como lo es el Cromo, Plomo, Arsénico, Cadmio, Selenio y BFR’s , los cuales son los principales generadores de dióxinas, sustancias más tóxicas conocidas por la ciencia.

Las BFR’s (retardantes de flama) se ha comprobado que también son liberados a la atmósfera por medio de la evaporación, por lo cual el polvo y el contacto con los componentes electrónicos son una de las principales formas de contaminación humana.

 

Este problema esta siendo tomado con mayor seriedad en países industrializados donde hace unos cuantos años se prendieron las alarmas debido a que se descubrieron altos índices de toxinas… ¡en la leche materna humana!

Es decir se dieron cuenta que el alimento más sagrado del ser humano estaba siendo severamente contaminado, el responsable en gran medida resultaron ser los BFR’s. Aunque lamentamos que en México no haya estudios al respecto.

Ante estos hechos comprobados científicamente, se han llevado acabo diferentes acciones de restricción de las BFR’s, aunque solo en los países de primer mundo…

 

También ONG’s como M.O.M.S, (Moms for Our Milk Safe) han estado haciendo campañas desde hace algún tiempo para alertar a las madres a tomar medidas para evitar contaminarse con BFR’s, así como a los niños, quienes se ha desmostrado son mucho más vulnerables y por tanto no deberían tener contacto con aparatos célulares o controles remotos.

Por este motivo no es bueno tener almacenado y sin cuidado los aparatos electrónicos que no se utilizen.

 

¿Y porque no deberíamos tirar los desechos electrónicos al camión de la basura habitual?

Respecto a tirar los residuos en la basura habitual, es quizás una opción aún peor, pues en México no existe aún una legislación ni capacidad técnica para hacer una separación adecuada de los residuos, mucho menos de los componentes electrónicos, por lo cual terminarán seguramente en algún tiradero municipal…

Atención, este es un dato muy grave, según un estudio de la USAID, (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), unicamente el 10% de los vertederos de basura analizados de un estudio realizado en México, podían ser considerados verdaderos rellenos sanitarios, el 90% restante libera contaminantes al entorno de diversas formas, una de ellas son los lixiviados el caldo de toxinas de todo el basurero, lugar por donde se filtra todo el concentrado de componentes tóxicos, que generan los aparatos electrónicos, los cuales terminarán contaminando severamente los mantos acuíferos, de donde se abastece la mayor parte del agua que se utiliza en las ciudades, lo cual genera, que terminemos contaminando nuestro propio entorno cada vez más.

Se tienen estudios que demuestran que hasta un 70% de los compuestos tóxicos que se filtran de los basureros proviene de los residuos electrónicos.

 

¿Y porque no es adecuado deshacerse de los electrónicos con cualquier chatarrero?