2. Porque denunciamos ecocidio.

diciembre 23, 2013 Sin comentarios

2. ¿Cuál es el agravio?

2.1.Introducción

Denunciamos el grave deterioro ambiental que sigue amenazando de forma ilícita, la estabilidad del Área Natural Protegida de la Flora y la Fauna, Ciénegas de Lerma, así como la Cuenca Alta del Río Lerma, origen e inicio del segundo sistema de ríos más largo del país; incluídas también múltiples afectaciones sociales.

Manifestamos nuestro rechazo a las sistemáticas violaciones a los decretos federales y estatales que protegen de forma explícita, el frágil ecosistema con vestigios de millones de años de evolución natural, el cual agoniza actualmente ante múltiples omisiones a la legislación que estaba destinada a proteger de forma definitiva esta área natural de “relevancia internacional”.

También cuestionamos el nombre “oficial” del río, Lerma, pues se denominó con el mismo nombre que a la nueva ciudad para españoles fundada por Reolín Barejón, y que se encontraba cerca del paso del río Matlatzinco, haciéndole honor al Duque de Lerma, ostentosa figura política de la España colonialista, que actualmente es considerado uno de los mayores ejemplos de corrupción y nepotismo en la corona española.

La industrialización.

industriaCon la llegada de la industria a Toluca (1930-1950), comenzaría un proceso de transformación drástica de un ecosistema que había existido por miles de años.

El desarrollo capitalista en su modelo de acumulación por sustitución de importaciones  mediante industrialización, fue desarrollado por el estado mexicano a partir del sexenio de Manuel Ávila Camacho (1940-1946) y Miguel Alemán Valdés (1946-1952). A su vez, se consolidó el sistema político mexicano constituido por una estructura corporativista tanto en espacios urbanos como rurales y se caracterizó por autoritario lo que determinó el contexto.

En ese sentido, en la década de los 40’s se decidió arbitrariamente alterar el curso natural del río sagrado de las culturas originarias, el Matlatzinco, ahora llamado Lerma, para que siguiera una línea recta a lo largo de la zona del corredor industrial Toluca-Lerma.

La implantación de la industrialización requirió de una serie de factores para realizarse: suelo, capital, tecnología, servicios, luz, drenaje, líneas telefónicas, carreteras, ferrocarriles y, como elemento fundamental, el agua.

En esa lógica, las obras de desecación de la laguna comienzan en 1942 durante la gestión de Ávila Camacho para abastecer a la creciente población del Distrito Federal. El proyecto comprendía en su primera fase la captación del agua de las lagunas de Lerma, que incluía a los manantiales de Almoloya del Río, Texcaltenco, Alta Empresa, Ameyalco, así como el ducto que transportaría el agua a la Cd. de México.

Como recurso, el agua resultó indispensable para las actividades industriales por lo que hubó que traerla desde donde se hallara. Desde entonces, el agua dejaría de ser un factor local y se convertiría en asunto nacional pues de su transportación dependería no sólo el desarrollo de la gran hidráulica, sino, además, el desarrollo urbano industrial de México. A fin de lograrlo, se crearon nuevas instituciones que tenían como objetivo gestionarla.

En 1942 se inició la construcción del acueducto que debía traer el agua hacia el Distrito Federal. Posteriormente en el sexenio de Miguel Alemán Valdés [1946-1952] se constituyó la Secretaría de Recursos Hidráulicos (srh).

A su vez, la estructura de poder formal del sistema Lerma que sirvió para llevar a cabo esta empresa hidráulica estuvo integrada, en la escala regional, por los regentes del Distrito Federal, Javier Rojo Gómez (1940-1946) y Fernando Casas Alemán (1946-1952); mientras, en el Estado de México, participaron los gobernadores Isidro Fabela (1942-1945) y Alfredo Del Mazo González (1945-1951), quienes no se opusieron al trasvase del agua.

En el estudio, ‘El uso hegemónico del agua en la laguna Chignahuapan 1940-1969′ de la Dra. María Verónica Ibarra García se indicó que “Nadie recuerda que se haya celebrado asamblea alguna para participar en la decisión. Al parecer, la resolución de entubar y transportar el agua sólo se apoyó en los diferentes acuerdos que, entre los poderes ejecutivos tanto de la escala federal como de la estatal y municipal–, se lograron. La gente no estaba muy de acuerdo, pero [como] eran bienes nacionales, no hubo forma de evitarlo”.

Asimismo, el proyecto en un inicio solo planteaba transportar las aguas superficiales, pero la creciente demanda o la impericia técnica para manejar un sistema de tal magnitud, generó que se dinamitaran los manantiales para obtener una mayor cantidad de agua. En consecuencia, se produjo la pérdida de veneros, amplios resumideros y la desecación de Chicognahuapan que consecuentemente ocasionó la extinción paulatina del ambiente lacustre.

secaron

Entre los pobladores de los pueblos ribereños se rememora la obra hidráulica que perjudicó sus vidas, porque muchos tuvieron que emigrar y pasar penurias para sustituir su apego al nicho lacustre. La fecha de inicio se señala el 23 de junio de 1950, un jueves de Corpus, fecha probable del comienzo de las obras que entubarían el agua de las lagunas, para alimentar las necesidades de la Ciudad de México. El hecho que dos meses después un gran contingente de soldados del Ejército Nacional ocupó en Almoloya del Río las instalaciones del Sistema de Captación de Agua “Miguel Alemán Valdés”, podría acentuar la importancia del recuerdo de aquel año (Vázquez, 1999: 123). Un hito que marcaría el sentido de despojo y engaño que predomina en las narraciones al recordar los eventos de aquella fatídica fecha.

En noviembre de 1960, tres hundimientos en el suelo (resumideros) provocaron la salida del agua. Los resumideros, uno frente a Almoloya del Río y dos cerca de Santa Cruz, crearon hundimientos con diámetros de unos 10 metros y la tendencia a adoptar la forma de embudo, por donde escurría el agua. La sequedad del suelo creó agrietamientos profundos en el antiguo vaso de la ex laguna. Los vecinos de las riberas intentaron taponar con piedras estos hundimientos, pero fracasaron y, por las condiciones del suelo, se esperaba aumentaran de tamaño. La sobreexplotación del acuífero tuvo su mayor impacto en la desaparición de los manantiales de Almoloya, por lo que el 8 de abril de 1960 se suspendió el bombeo de agua en el cárcamo de captación Ávila Camacho, pues la galería quedó totalmente seca (AHA, Fondo AS, Caja 3372, Exp. 46112, ff. 162-165).

La desecación de la Laguna fue consecuente con las exigencias propias de la urbanización de entonces, sobre todo en las delegaciones del sur, oeste y noroeste, en el Distrito Federal y en los municipios de Naucalpan y Tlalnepantla en el Estado de México.12(Ibarra, 2010)

En 1975 el Estudio socioeconómico del proyecto Orígenes del Lerma México, realizado por la Secretaría de Recursos Hidráulicos, señalaba que en 1973 operaban unos 353 pozos, ocasionando el desecamiento paulatino de lagos y lagunas y, con ello, la eliminación de actividades laborales en perjuicio de la población que dependía directa o indirectamente de la economía del lugar (SRH, 1975, p. 7). La desecación de las lagunas y fuentes acuíferas produjo la desaparición de muchos centros de actividades y la emigración de la población a lugares como Toluca y el Distrito Federal (SRH, 1975, p. 166).

En 1980; los relictos lagunares apenas alcanzan un kilómetro de extensión.

2.2.Deterioro ambiental

* Las transformaciones del ecosistema por la sobreexplotación y contaminación de mantos freáticos.

Se usa el término “sobreexplotación” que significa que el agua extraída del acuífero es mayor que la que ingresa por recarga; existe una diferencia que ocasiona la disminución del agua confinada en el acuífero.

Por ejemplo, entre los efectos directos de la sobreexplotación del acuífero se encuentran la desecación de cuerpos de agua y pozos artesianos, la disminución de los flujos de manantiales y ríos, así como la disminución de aguas subterráneas; entre los efectos indirectos, están los hundimientos de los terrenos de la región, el agrietamiento del suelo y daños a las construcciones (SDUOP, 1983: 31).

La sobreexplotación se relaciona íntimamente con el funcionamiento del Sistema Lerma, en sus diferentes etapas, y es posible ubicar temporalmente los años en que se hace “evidente” este proceso, en particular hacia principios de la década de 1960 con la aparición de los resumideros en la laguna de Almoloya (Chiconahuapan).

“Según la arqueóloga Yoko Sugiura (2005, p. 238), las tres lagunas se encontraban en un estado avanzado de senectud natural y el fenómeno fue acelerado por el proceso de explotación excesiva de los acuíferos subterráneos de la zona. Tal modo de utilización produciría el exterminio de los manantiales y la desecación casi completa de las lagunas.”13(González, 2010)

Pero no sólo en el área de la primera etapa del Sistema Lerma se pone en evidencia este problema, también ocurre en la zona industrial Toluca-Lerma o en la misma ciudad de Toluca, la explotación tan intensa del acuífero ha modificado “el patrón natural del flujo subterráneo […] lo cual ha promovido la formación de un gran número de conos piezométricos […] hacia los márgenes de la Sierra de las Cruces y centro de los valles de Ixtlahuaca y Toluca” (DGCOH, 1997: 30-31). Lo que tiene implicaciones muy desfavorables, …existen efectos visibles de esta explotación (Silva, 2006).

De acuerdo con Pedro Ávila y Samuel Tejeda del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, la Cuenca Alta del Río Lerma, área con alta densidad de población y enorme demanda de agua, es atendida casi exclusivamente a través del agua subterránea. Este problema es agravado por el caudal de agua subterránea (14 m3/s) que es enviada a la ciudad de México y la demanda del recurso por la población del propio valle de Toluca.

Pero, como informa un funcionario de la (Cooperación Técnica Alemana) GTZ, la situación se ha agravado desde que “actualmente está imperando ‘el mercado negro’ ( sic ) del agua; se comercializan más de 3Mm3 al año”14.(Mindahi, 2009). El mercado ilegal de compra- venta de concesiones existentes, ante la veda, también se ha dado en el área conurbada de la Ciudad de México, las cuales se llegan a cotizar hasta en 4 millones de pesos. La mayor parte de la cesión de derechos ha pasado de los agricultores a grupos inmobiliarios e industriales (Del Pino, et al ., 2006). De forma similar ocurre en el Estado de México.

Según algunos informantes clave, la situación del Acuífero del Valle de Toluca, es grave porque existen más del doble de los pozos oficiales. Se ha mencionado que la cifra asciende a cerca de 2,000 pozos en el Área del Valle de Toluca (AVT). La razón es, como bien menciona un funcionario de la Comisión Nacional del Agua (CNA), que, “el comercio del agua constituye el negocio del siglo”. 15(Mindahi, 2009)

En el Valle de Toluca, los pozos de riego se han vendido a empresas constructoras o industriales. Hay una historia negativa del manejo de pozos; aunado a ello no cuentan con medidor por lo que no se sabe con exactitud cuanta agua se extrae del acuífero. Como afirma un ex funcionario “La CNA debería cancelar arriba de 1,000 pozos, pero no hay control”.16(Mindahi, 2009)

La información oficial de la CNA y de la agencia alemana de apoyo científico e ingenieril, GTZ, señala que el AVT cuenta con 2700 km3 de agua. De acuerdo al balance hidráulico oficial de aguas subterráneas, la recarga del acuífero es de 283 millones de metros cúbicos al año, mientras que la extracción es de 425 millones de metros cúbicos, por lo que hay un déficit de 142 Mm3 anuales. Esto se traduce a una sobreexplotación del 33%.9.17(Mindahi, 2009)

La sobreexplotación del AVT y la consecuente escasez del agua se deben principalmente a que existe una enorme batería de pozos en el acuífero. Oficialmente –de acuerdo al REDPA–existen 795 aprovechamientos: 404 pozos público – urbanos, 172 industriales, 162 para uso agrícola 31 para servicios y 26 para otros usos .18(Mindahi, 2009)

De los 795 pozos registrados hay una enorme concentración en el corredor industrial Toluca- Lerma. De éstos, el Sistema Lerma ocupa 393 y se producen 6m3/seg (8 m3/seg según otros funcionarios), pero lo grave es la información adicional que nos proporciona un ex -funcionario de la CNA: asegura que existen más de 2000 pozos extrayendo agua del acuífero del valle de Toluca. ¿A cuánta agua asciende este aprovechamiento? De manera proporcional, si los datos oficiales nos informan que 795 pozos obtienen entre 441.5 y 475Mm3, entonces 2000 pozos pueden estar aprovechando hasta 1194Mm3. Esta cifra es verdaderamente alarmante.19(Mindahi, 2009)

Mientras que quienes laboran en la referida comisión señalan que el acuífero del Valle de Toluca se encuentra en veda y que no hay permisos para abrir nuevos pozos o extraer más del volumen permitido, aquellos que consideran necesario que el público sepa lo que realmente está sucediendo nos brindan cinco datos básicos: 1. Hay más de mil pozos por sobre la cuota máxima establecida a partir de la veda – y la apertura de pozos continúa; 2. Está imperando un mercado negro del agua, ya que se comercializan más de 3 millones de metros cúbicos al año a un costo de entre 15 y 20 pesos por metro cúbico; 3. Hay un manejo perverso de los recursos financieros relativos al agua. Por ejemplo, la CNA cobra al gobierno del Distrito Federal un monto anual y aquella instancia regresa el dinero al GDF; 4. Atendiendo a la ley nacional de aguas, desde la década de los ochenta los usuarios de poblaciones con más de 2,500 habitantes deben pagar por el servicio de agua potable, por lo cual en la Ciudad de México se aplica dicha norma. Pero, si bien el costo de transporte del agua del Sistema Lerma cuesta 6 pesos por metro cúbico, la CNA le vende el agua al gobierno del Distrito Federal –para la disposición del agua en la Ciudad de México– a $1.2/m3. 5. El agua obtenida de los pozos que se encuentran sobre el lecho de la antigua Laguna de Lerma presenta partículas disueltas.20(Mindahi, 2009)

Como consecuencia de la sobreexplotación desde que se comenzó a extraer el agua del acuífero hasta 1980, el nivel dinámico comenzó a bajar, a razón de 10 metros por década. Esto se traduce en una disminución en el nivel freático de 1.2 a 3 metros por año. Más recientemente, el crecimiento de la población y la demanda incremental de la industria en el Valle de Toluca que ha generado explotaciones locales, reduciendo los niveles piezométricos hasta en 90 metros y haciendo más evidentes la subducción del suelo en la vecindad de la batería de pozos del Sistema Lerma21(Mindahi, 2009). Los efectos ambientales por la sobreexplotación del acuífero se traducen en compactación de arcillas, hundimientos de suelo e inundaciones, erosión y otros problemas colaterales como los agrietamientos y fallas.

De acuerdo a la información de la CNA, actualmente existe una red de 40 pozos piezométricos y 4 pozos piloto operados por la GRAVAMEX desde el año de 1970, la configuración de los niveles estáticos alcanzada durante el periodo 1970-1995 llegó a un abatimiento del orden de 35 m lo que implica una velocidad de 1.4 m/año.

Como efecto colateral de la sobreexplotación del acuífero Valle de Toluca, se ha generado el problema conocido como hundimiento regional, el cual consiste en el descenso del nivel de la superficie por la consolidación de los estratos arcillosos principalmente. Siendo el Valle de Toluca una región con una simple configuración topográfica en donde se ubican varias estaciones piezométricas a diferentes profundidades, es posible emplear los datos de elevación del nivel estático contra profundidad del pozo, como indicador de las condiciones potenciométricas. Sólo los pozos que alimentan el acueducto del Sistema Lerma van de los 150 m a los 300 m, según información recabada con los operadores de pozos a lo largo del acueducto.22(Mindahi, 2009)

En suma la sobreexplotación del acuífero en el Curso Alto del Río Lerma ha causado la desaparición de humedales, manantiales y otros cuerpos de agua superficiales, y en consecuencia la disminución de los niveles del agua subterránea, del caudal del río y hundimientos.

Cabe destacar que el problema de la sobreexplotación del acuífero puede agravarse más por la contaminación del río Lerma. Al respecto, el coordinador del Centro Interamericano de Recursos del Agua (CIRA) de la Universidad Autónoma del Estado de México, Carlos Solís Morelos, explicó que ante la problemática de la contaminación del río Lerma y la sobreexplotación del acuífero, se corre el riesgo que este cuerpo de agua contamine el acuífero. En ese sentido la extracción está provocando que el acuífero baje de nivel, haya hundimiento de grietas y se abata el nivel freático. De no tomar medidas urgentes cada vez será más difícil extraer agua de los pozos, pues se deberá hacer a un nivel cada vez más profundo, con el inconveniente de la posible contaminación del acuífero por el río Lerma.23


* Contaminación del ciclo hidrológico
(por aguas residuales domésticas e industriales, agroquímicos y desechos sólidos.)

El Curso Alto del Río Lerma que forma parte de la Cuenca Alta del Río Lerma (CARL), se localiza en el Estado de México y comprende aproximadamente 50 kilómetros desde las lagunas de Almoloya del Río hasta 9 km aguas abajo de la presa José Antonio Alzate. En la Cuenca Alta del Río Lerma se ubica una región industrial altamente activa con importantes niveles de producción agrícola y un acelerado crecimiento industrial, además de una gran concentración poblacional han incidido en la sobreexplotación del agua subterránea y la contaminación de sus cuerpos de agua superficiales por aguas residuales industriales y municipales, así como por afluentes de actividades agrícolas.

Cabe preguntarse ¿Los altos niveles de contaminantes que descarga la industria y los municipios en el río Lerma se deben a una impericia técnica, a la falta de sanciones por trasgresiones de la normatividad, o bien, a que la utilización del río como canal de desagüe permite reducir los costos de la industria y el manejo de sus residuos? La respuesta es compleja y multifactorial. Las consecuencias en cambio son claras, entre algunas de las más graves:  la muerte de distintas especies de flora y fauna, además de los efectos para la salud de los humanos, y la falta de  los niveles mínimos de seguridad para alcanzar una vida digna.

Las ideas del liberalismo trajeron como meta seguir el denominado progreso, es decir toda sociedad debería anhelar convertirse en una ciudad moderna que a través de la industrialización lograría un mayor desarrollo económico, tecnológico y social. Atrás quedaron los relatos de los abuelos y los habitantes indígenas que vieron transformada su forma de vida y la rememoran con aires de nostalgia. Pareciera que el proceso de transformación socioeconómica que se ha vivido fuera un objetivo incuestionable y perfecto, sin embargo los efectos no sólo fueron positivos, la realidad muestra un deterioro innegable y dramático de los ecosistemas que compromete a las futuras generaciones.

La calidad del agua del río Lerma se ha deteriorado a niveles alarmantes en las últimas décadas, como resultado del ingreso de aguas residuales industriales y urbanas no tratadas que han provocado el aumento de la materia orgánica a niveles de 120 mg/L de materia orgánica biodegradable y 400 mg/L de materia orgánica químicamente degradable, y en consecuencia la disminución de los niveles de oxígeno disuelto a niveles menores de 1 mg/L. Es importante recordar que los peces más resistentes requieren niveles de oxígeno disuelto de al menos 3 mg/L en el agua, lo cual al no cumplirse en el río ha producido la desaparición de peces, anfibios y otras formas de vida acuática, así como la alteración de los ecosistemas acuáticos de la zona.24(Ávila, ININ)

De acuerdo con los resultados de los parámetros fisicoquímicos, en términos de calidad del agua, se demuestra que, el agua del Curso Alto del Río Lerma no cumple con las características mínimas necesarias para su uso como agua de riego ni mucho menos para la protección de la vida acuática, lo cual explica en parte la carencia de prácticamente toda forma de vida acuática en la zona del río (cercana a la ciudad de Toluca y a Lerma). Los parámetros fisicoquímicos que mejor reflejan la calidad del agua son la demanda bioquímica de oxígeno (DBO5), la demanda química de oxígeno (DQO) y el oxígeno disuelto, los cuales indican la enorme carga orgánica que lleva este importante río, producto de las descargas tratadas y no tratadas de aguas residuales municipales e industriales.25(Ávila, ININ).

Con relación a la distribución y comportamiento de metales pesados, se ha podido determinar, cromo en sedimento en concentraciones de hasta 300 mg/Kg, las cuales superan el valor recomendado por la EPA1 para la disposición de sedimentos dragados de 75 mg/Kg. Estos valores máximos fueron encontrados en la zona del río (cercana a la ciudad de Toluca y a Lerma).26(Ávila, ININ)

Así mismo, se ha podido establecer que el potasio, manganeso y hierro en el CARL tienen principalmente un origen natural, donde la principal contribución probablemente viene de la erosión de los suelos y sedimentos durante la época de lluvias. El azufre, el vanadio, el cobre y el plomo en el CARL tienen principalmente origen antropogénico y las principales contribuciones provienen de las aguas residuales industriales y domésticas, mientras que el calcio, el titanio y el zinc tienen origen tanto natural como antropogénico.

Los metales pesados que constituyen un riesgo para las poblaciones aledañas a los ecosistemas de la zona por sus niveles de concentración en el agua y sedimento y por su biodisponibilidad son el cromo, plomo, cobre y el zinc. Simultáneamente uno de los principales problemas es la presencia en grandes cantidades de materia orgánica residual, la cual provoca una eutrofización del sistema.27(Ávila, ININ)

De acuerdo con algunos datos del Plan estatal de desarrollo urbano, además las altas tasas de población y la expansión metropolitana en forma irregular o bajo esquemas de planeación carentes de una visión de largo plazo, se suman las implicaciones en diversos casos de las zonas industriales ubicadas originalmente en la periferia y que ahora se encuentran inmersas dentro de la mancha urbana, en colindancia con zonas habitacionales.

En 69 municipios de la entidad se ubica, por lo menos, una industria considerada riesgosa, por el tipo de materias primas, procesos y descargas o emisiones al ambiente. Destacan en el Valle de México: Naucalpan, Atizapán,Tlalnepantla, Ecatepec y Cuautitlán; y en el Valle de Toluca, los municipios de Toluca y Lerma.

Por el uso y manejo de material radioactivo, los principales municipios que presentan este riesgo son: Ecatepec, Tlalnepantla, Toluca, Naucalpan, Temascalapa, Atlacomulco, Ocoyoacac entre otros.

Incluso a nivel general la Cuenca del Río Lerma, se ha visto severamente afectada, al estar tan gravemente contaminado su origen, como reconoce la misma CONAGUA en un estudio del 2010.

cimenta

En esta gráfica se puede observar como, según el análisis comparativo de la Demanda Química de Oxígeno (DQO) en mg/L, entre las distintas regiones hidrológico-administrativas, la zona de Lerma-Santiago-Pacífico se encuentra como una de las más contaminadas del país, solo por debajo de la fronteriza Península de Baja California y de las Aguas del Valle de México, con quien se tiene una intrínseca relación.

También es evidente en la tabla 3.6, que la Cuenca del Río Lerma es la tercera que más agua renovable genera, sin embargo es fundamental restaurar esta área que se encuentra en grave riesgo; pues sufre un nivel de presión del 41%, lo cual también es considerado Alto.

aguapresion

Entre las repercusiones del daño por la contaminación y la sobreexplotación de los recursos hídricos de la región, a continuación describimos la amenaza que atenta contra la biodiversidad.


*El daño a la biodiversidad

Uno de los daños más graves que está generando el Estado mexicano, es la invaluable pérdida y daños a la biodiversidad de la región; la cual ha visto disminuido su hábitat en más de un 90% en solamente 70 años; además de que hay varias especies que se han perdido para siempre y muchas otras que se encuentran severamente amenazadas de desaparecer, con la total complacencia de las autoridades.

Actualmente se cuenta con un registro de 695 especies de plantas, pertenecientes a 382 géneros y 146 familias: 71 especies hongos, 62 de briofitas, 65 de pteridofítas, 5 de gimnospermas, y 492 angiospermas, estos últimos son los amenazados según el reporte oficial del CARL.28

Cabe señalar el amplio conocimiento que tienen los indígenas y grupos mestizos acerca de los usos alimenticios y medicinales de diversas especies de plantas; por ejemplo en cuanto a hongos se tienen identificadas 26 especies con valor alimenticio y cinco con propiedades medicinales.

La cantidad de plantas exclusivamente de las Ciénegas de Lerma que se tiene documentada oscila en una variedad de 96 especies diferentes de flora, lo cual evidencía a esta zona como una de las más diversas del país, “sólo es superada por la registrada para Tamaulipas, Morelos y Querétaro, sin embargo se trata de inventarios para entidades federativas completas, donde tanto la superficie como la variedad de ambientes acuáticos que albergan son significativamente superiores”.29(Zepeda,2012)

También existen múltiples especies de plantas que son culturalmente importantes para la población y actualmente se encuentran en riesgo: Tule redondo (cyperus rotundus), Tule Ancho o de Palma (Scirpus cyperoides), Talacaxil, Mamalacote (Hydrocotyle ranunculoides), Lentejilla (Lemna gibba), Berro (berula erecta), Papa de Agua o Aplacol (sagittaria sagittifolia, var. variabilis), Cebolla de agua, Cilantrillo, Jara acuática (senecio salignus) y Cabezas de Negro; la mayor parte de estas ya es difícil encontrarlas y grandes extensiones en las que habitaban se encuentran contaminadas.

En lo que respecta a la fauna de la Cuenca Alta del Rio Lerma de acuerdo con las cifras oficiales se registran 373 especies del reino animal, de las cuales 115 de ellas aves, 73 helmintos, 56 mamíferos, 25 reptiles, 22 anfibios, 21 peces, 54 artrópodos y 7 moluscos, todas las especies de este último se reportan exclusivamente en las Ciénegas de Lerma.

Sin embargo, se reconoce que no existe un estudio actualizado que demuestre el estado actual de los moluscos en la Ciénega de Lerma, por lo que es urgente un investigación amplia al respecto.

El caso de los peces es uno de los más preocupantes, pues hasta hace unas décadas se tenía documentada la presencia en la zona de al menos 21 especies de peces, de las cuales 15 son endémicas del Estado de México y al menos 4 de la cuenca alta del río Lerma.

Lo grave es que de todas las especies de peces que habitaban naturalmente la CARL, únicamente la Goodea atripinnis y el Chirostoma jordani, mantienen su distribución; mientras que hay otras cuatro especies clasificadas como extirpadas, tres clasificadas en peligro de extinción por la NOM, dos más que tienen el estatus de “Distribución disminuida o amenazada”, seis de las que no se cuentan con datos recientes y una más que es muy importante, por ser endémica de la región y está clasificada como “probablemente extinta”: el Pupo de Lerma (algansea barbata).

Es lamentable que tampoco se hayan tomado cartas en el asunto del pupo del Lerma, pues se trata de un ejemplar que debido a “lo restringido de su distribución, su naturaleza de especie rara y sus bajas densidades de población, la hacen una especie destacada para estudios de conservación in situ y ex situ”;30(Pardo, 1993), además de que debería ser sinónimo de identidad para los habitantes del Lerma. Durante varios años se creyó que estaba extinto, sin embargo en abril de 1999 se capturaron 8 ejemplares en un canal lateral del río Sila, en Jocotitlán, Estado de México; investigaciones al respecto (Diaz Pardo, 2004), alertaban de la urgencia de realizar búsquedas intensivas para aplicar medidas de conservación urgentes para salvar la especie, de las cuales no se tiene registro alguno hasta la fecha.

Aunque el reporte oficial de la CARL señala que solamente hay 83 especies de aves en la zona, programas de observación de aves como aVerAves de la CONABIO, tienen un reporte de al menos 115 aves, con localización y fechas de observación detalladas, tan solo en las Ciénegas de Lerma, por lo cual lo consideramos a este último como un referente más completo del número de aves en los humedales. También es importante señalar que el mismo reporte oficial de la CARL, reconoce que no cuentan con investigaciones para determinar la población de la avifauna en las zonas boscosas, lo cual es preocupante y describe la decidia en la materia por parte de las instancias gubernamentales.

En cuanto a las aves, ya se ha consumado la extinción definitiva de diversas de especies, una de ellas el Zanate del Lerma, especie endémica de la región que desapareció principalmente por el “incremento poblacional y el continuo desarrollo industrial”.pag 76 ibidem

Extinto Zanate de Lerma

Extinto Zanate de Lerma

 

También hay otras siete especies de aves reconocidas tanto por la NOM-059-SEMARNAT-2001, como por la UICN como en peligro de extinción, cuatro de ellas endémicas y al menos una, la Gallineta Amarilla (Coturnicops noveboracensis Goldmani), es endémica de México y las Ciénegas de Lerma era el único lugar donde se reproducía, tiene más de 50 años que no se le ha visto por lo que muchos la consideran probablemente extinta también.La Ectopistes migratorius (paloma mensajera), también se considera extinta pues no se tienen registros de algún individuo desde 1914.

Es importante considerar que el 65% de las aves de los humedales, son residentes de invierno, es decir se trata de aves migratorias que llegan a pasar la etapa invernal en las Ciénegas, por lo cual es lamentablemente que precisamente en esta época es cuando se permite de forma legal la cacería, la cual se realiza de forma irregular y sin vigilancia alguna, algo que está destruyendo en gran medida la biodiversidad del lugar.

Cacería en Lerma

Cacería en Lerma

Lamentablemente la caza deportiva no cuenta con ningún control en cuanto a la edad ni sexo de los organismos, poniendo en riesgo a las poblaciones de anátidos (patos):

Es urgente atender el asunto de las aves, pues un estudio de la CONABIO-aVerAves, contabilizó la cantidad de individuos de aves migratorias observadas entre el 2006 y 2009, revelando una drástica disminución de casi un 10% anual en los últimos tres periodos, lo cual obliga a tomar acciones urgentes para restablecer la cantidad de aves en las Ciénegas.

Cacería en Lerma

Cacería en Lerma

Es de especial atención también considerar que hay al menos 13 especies de anfibios en peligro de extinción, todos endémicos del centro de México, e incluso algunos como el AJOLOTE DEL ALTO LERMA (Ambystoma granulosum) y AJOLOTE DEL LAGO LERMA (Ambystoma lermaense), endémicos de las Ciénegas, y considerados por la UICN como especie “seriamente amenazada”, que es la última alerta antes de la extinción. Incluso el reporte oficial de la CARL considera a los anfibios, como el tipo de fauna con mayor riesgo.

Por este motivo es urgente aplicar medidas drásticas para evitar la pérdida de esta enorme riqueza biológica, pues acciones como la cacería están generando un inmensa contaminación a los humedales debido a las descargas de toneladas de balas de plomo cada año sin una regulación mínima por parte de las autoridades, esta enormes cantidades de plomo que se liberan amenazan severamente la vida de peces, anfibios y helmintos, todos ellos indispensables para la cadena alimenticia del ecosistema, por lo cual la pérdida de cada especie significa un grave deterioro para el equilibrio ambiental.

Adicionalmente cabe mencionar que se desconoce si el agua potable contenga trazas de metales pesados, pero es posible que tenga plomo debido a que, anualmente se depositan en el lecho de las tres lagunas alrededor de 2 toneladas de dicho metal, debido a las municiones que emplean los cazadores de patos. También es probable que existan trazas de cromo en la Laguna de Chimaliapan, pues en el poblado de San Pedro Tultepec se han detectado al menos dos maquilas de cremación de sillas. Lo grave de esto es que el cloro que se adiciona al agua antes de que ésta sea enviada para el consumo doméstico y humano, atrapa los metales pesados, por lo que los índices de estas trazas se están incrementando probablemente en el organismo de los habitantes. 31

Es fundamental considerar que el 17% de las especies de la CARL son endémicas del lugar, lo cual se considera un porcentaje alto y de ahí la importancia de conservar y proteger la zona, además de que el 85% de las especies endémicas presentan alguna categoría de riesgo según la norma oficial: NOM-059-SEMARNAT-2001, es decir tienen un alto riesgo de desaparecer.


* Daños a la calidad del aire

En materia de contaminación atmosférica, la zona metropolitana de Toluca destaca a nivel internacional, estudios recientes revelan que se ha convertido en uno de los lugares más contaminados del mundo, como lo demuestran los recientes análisis de partículas PM 2.5, que está considerado actualmente como uno de los mejores parámetros para medir la contaminación del aire, y que reveló que en el Valle de Toluca se han registrado níveles superiores a los 500 microgramos por metro cúbico; casi 7 veces más del máximo establecido por la Norma Oficial Mexicana, la cual además es más complaciente que otras normas como la Europea.

Cabe señalar que el mismo Plan de desarollo urbano estatal reconoce que el factor más contaminante es el tránsito vial. Este dato sustenta el hecho de que las zonas viales deben estar alejadas de las áreas naturales protegidas.

Para conocer más sobre los efectos de las partículas PM2.5 revisar Materia particulada PM10 y PM2,5.

Adicionalmente el río Lerma genera bióxido de carbono, metano y ácido sulfhídrico, el cual es respirado por la gente.32

*Modificación del entorno: bastante degradado por actividades humanas
Entre las transformaciones al ecosistema:

— Deforestación e importancia de los bosques.

La deforestación que está sufriendo la zona también es de llamar la atención. Mindahi Bastida ya había advertido que, “para el decenio de 1980 la región (América Latina y el Caribe) perdió un 6 por ciento de su cobertura forestal.”, esto significó “la mayor pérdida forestal en el mundo en ese periodo”. 33(Mindahi, 2001)

Y en la Cuenca Alta de Lerma el problema de la deforestación está muy presente; año con año se comete un ecocidio por el que nadie ha respondido; la pérdida de diversos manantiales de agua que brotaban de las montañas, es señal innegable de que el bosque ya no está generando la misma cantidad de agua; principalmente a causa de la deforestación, algo que debería ser señal de alarma para proteger de forma definitiva los bosques y limitar completamente cualquier forma humana de aprovechamiento; pues la deforestación continúa, propiciada principalmente por la tala hormiga y por los permisos de aprovechamiento irregulares que ha otorgado la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de México.

Cabe señalar que el Volcan del Xinantécatl y la Sierra de las Cruces recargan el Acuífero del Valle de Toluca, el cual se localiza en  el Cuenca Alta del Río Lerma. En ese sentido, el especialista Sergio Nader Díaz mediante una conferencia en el marco del Día Mundial del Agua en el municipio de Toluca describe la urgencia a cuidar no sólo el agua, sino también el suelo y el bosque, ante el grave deterioro ambiental que se registra en la región.

El investigador, propuso como alternativas de solución: hacer efectivo el principio de que “quien contamine pague”; ampliar los sistemas de alcantarillado a los diferentes centros de población; e implantar los cambios institucionales necesarios para garantizar la calidad del agua.

Explicó que debido a la sobreexplotación del acuífero del Valle de Toluca, se registra un déficit anual de recarga, de 152 millones de metros cúbicos; un índice anual de deforestación de mil 566 hectáreas o el equivalente a 1 millón 879 mil 200 árboles.

También sostuvó que existe una carencia de cultura del agua, competencia por el recurso, sobreexplotación de acuíferos; y escasa captación e infiltración de agua.

Adicionalmente por sectores, detalló que en el uso agrícola prevalece la tala clandestina y la deforestación; en el uso industrial, la contaminación de cuerpos de agua por descarga que rebasa las normas, y carencia de inspección permanente en el cumplimiento de la normatividad; y en el uso urbano, falta de planeación en el crecimiento de los sistemas de agua potable, falta de adecuada legislación que soporte el pago del agua y su estructura tarifaria, y deterioro de la infraestructura de conducción, almacenamiento y distribución.

 

* Los daños a la salud

enelrioDe acuerdo con el director de Protección Civil del municipio de San Mateo Atenco, José Luis González Mora, los efectos en la salud de los habitantes por la contaminación del río Lerma se han presentado provocando algunas enfermedades entre la población ubicada en las orillas del afluente como cuadros diarreicos y padecimientos de la piel.

Al respecto, estudios de la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la UAEM documentan que las aguas contaminadas del afluente representan “un foco de infección” que pueden producir epidemias por infecciones gastrointestinales, respiratorias, tifoidea y cólera. A su vez, el profesor-investigador José Juan Méndez Ramírez llevó a cabo un trabajo en el que se advierte el riesgo que corren los pobladores de al menos siete barrios del municipio de San Mateo Atenco que habitan a la orilla del río Lerma.

Sin embargo, no hay estudios que determinen con precisión los riesgos de salud, según un reporte del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares.

El análisis, elaborado por Pedro Ávila Pérez, gerente de Ciencias Ambientales de dicho organismo, señala que a través de los múltiples estudios se puede catalogar al río Lerma como un canal de aguas negras del cual actualmente no se puede utilizar el agua ni siquiera para riego, ya que estudios químicos demuestran que el afluente tiene grandes cantidades de productos nocivos.

El coordinador del Centro Interamericano de Recursos del Agua (CIRA), también afirmó que en el Valle de Toluca, la totalidad de los cuerpos de agua se encuentran contaminados. Agregó que la población se encuentra en riesgo permanente pues la contaminación genera problemas de salud en el aparato respiratorio y enfermedades dermatológicas permanentes”.

Además de acuerdo con María de Lourdes Domínguez, directora de la Fundación Visión con Amor, el riesgo de cáncer parece estar relacionado con la contaminación del río, más de mil 300 pruebas realizadas por su organización, para la detección de casos de cáncer de próstata, al menos 126 han resultado diagnosticados con cáncer, la mayoría de estos casos han surgido en los municipios de Ocuilan, Lerma, San Mateo Atenco y Temascalcingo.

Por otra parte recientemente en la escuela secundaria José Vasconcelos, asentada en una zona industrial en la comunidad del Cerrillo, cerca del Río Lerma, 16 alumnos y una maestra resultaron intoxicados al percibir un fétido olor en el ambiente que, a ciencia cierta, desconocen su procedencia y composición, causándoles náuseas y mareos.34

Respecto a los altísimos niveles de párticulas PM 2.5 se señala que son la causa de un gran número de enfermedades y daños a la salud, de hecho están consideradas a nivel mundial el problema más dañino para los humanos relativo a la contaminación del aire, por lo cual es importante restaurar la cantidad de oxígeno en el ambiente, y en general la estabilidad del ecosistema natural.

2.3 Social
* Cambio de forma de vida

Una de las afectaciones más drásticas que sufrió impunemente miles de pobladores de las riveras de las lagunas de Lerma, ha sido la pérdida de su fuente de empleo y alimento, lo cual obligó a generaciones enteras a emigrar o buscar formas alternativas de desarrollo económico, perdiendo de forma importante una riqueza natural que ahora añoran las generaciones que vieron limpias y cristalinas las aguas de Ndareje.

Las economías locales se vieron severamente afectadas por la disminución o pérdida de recursos naturales, como el tule, pescado, ranas, acociles, patos, etc.

De hecho toda la rica gastronomía del lugar, desarrollada durante siglos de historia de los pueblos originarios está en riesgo de desaparecer. Carlos Viesca González, investigador de la Facultad de Gastronomía y Turismo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) en su investigación La Gastronomía Indígena del Alto Lerma (2011), expone que de continuar esta devastación “las especies del Lerma podrían desaparecer en 10 años aproximadamente”, y con ellas, la ancestral cultura culinaria de la región del Alto Lerma.

 

 

13 Ibídem

14 Simposio “El acceso al agua en América: historia, actualidad y perspectivas” 53 Congreso Internacional de Americanistas, México, Julio de 2009.

15Ibídem

16 Ibídem

17ídem

18Ibídem

19 ídem

20Ibídem

21 ídem

22 Ibídem

23 Silvia González Tenorio,“Alertan por sobre explotación del Lerma”, Sol de Toluca, 22 de marzo de 2013.

24La contaminación en el curso alto del río Lerma”, Ávila Pedro y Samuel Tejeda, publicación ININ.

25 Ibídem

26 ídem

27 Ibídem

28 “Inventarios Florísticos y Faunísticos de la Cuenca Alta del Río Lerma en el “Plan Maestro para la Restauración Ambiental de la Cuenca Alta del Río Lerma”, 2010.

29Florística y diversidad de las Ciénegas del Río Lerma, Carmen Zepeda-Gómez, Antonio Helgueras, Xanat Antonio Nemiga y Delfino Madrigal-Uribe, .Acta Botanica Mexicana 98: 23-49 (2012)

30 Díaz-Pardo, E., Godínez-Rodríguez, M.A., López-López, E. y Soto-Galera, E. 1993. Ecología de los peces de la cuenca del río Lerma, México. Anales de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas

31Patrick G. (Investigación-comunicación personal)

32Silvia González Tenorio,“Alertan por sobre explotación del Lerma”, Sol de Toluca, 22 de marzo de 2013.

33 Comercio, Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable: perspectivas de América Latina y el Caribe, Mindahi Crescencio y Leff Enrique, 2001, p.25.

34Redacción, “ Estudiantes en riesgo por contaminación”, 3 de Octubre 2012, Milenio.

email
Etiquetas: ,

Comenta

(requerido)

(requerido)


Convocatoria a la Desobediencia Civil en Edomex, donde la policía solo sirve para cometer delitos.

El comité directivo de Fundación ret, ha aprobado unanimemente declararse en huelga general y en paro indefinido, convocando a...

Día mundial de los Ríos. Salvemos al Río Lerma y sus afluentes. Septiembre 28 / Octubre 5

Los invitamos a participar de las diferentes ceremonias originarias que se realizarán en el municipio de Lerma, Estado de...

Festival Cultural y Ambiental a 10 años del reconocimiento de RAMSAR a las Ciénegas de Lerma

Las Ciénegas de Lerma son los únicos humedales de los Valles centrales de México, que cuentan con vestigios naturales...

Cuenca Alta del Río Lerma, historia y presente de un ecocidio, exigencias urgentes para su rescate.

En México la ley no se respeta, a pesar de la evidente descomposición de nuestro entorno, los políticos siguen...

URGENTE. 20 razones importantes para exigir se cancele el nuevo estatus del Nevado de Toluca.

Al ABC del nuevo decreto. Los detalles que no te están contando. Carta abierta al gobierno mexicano y solicitud...

Puppy Linux una herramienta importante para la Educación. Proyectos Fundación ret 2013.

En Fundación ret hemos terminado una nueva fase de equipamiento de proyectos comunitarios, basándonos en algunos de los más...

Las Ciénegas de Lerma, un tesoro casi secreto de México, en riesgo de desaparecer.

Estas son algunas imágenes de las Ciénegas de Lerma Los invitamos a firmar la petición para poner un Alto...

Desechos electrónicos. Un problema más grave y solucionable de lo que imaginas.

¿Sabías que México es el país que más aparatos electrónicos consume y genera en toda América Latina? ¡¡Desecha más...